PRÓTESIS DENTALES

SOLICITA UNA PRIMERA VISITA GRATUITA

RECUPERAMOS LA FUNCIONALIDAD, ESTÉTICA Y FONÉTICA

Ante la pérdida de dientes, las prótesis dentales son un gran sustituto.

Las prótesis dentales nos permiten restaurar los dientes perdidos y solucionar los problemas de las piezas dentales que están presentes pero que han sufrido un daño significativo. Para ello, entre otras opciones, tenemos prótesis removible ya sea parcial o completa, coronas incrustaciones y puentes sobre dientes e implantes dentales. Y para la confección de las prótesis usamos los últimos avances como la tecnología CAD/CAM con la que diseñamos la prótesis mediante el ordenador

TIPOS DE PRÓTESIS DENTALES

Prótesis completa removible

Este tipo de prótesis dental, más comúnmente conocida como dentadura postiza es la solución más económica disponible, que se utiliza en aquellos pacientes que han perdido todas las piezas dentales. Puesto que se confeccionan a mano para parecer lo más naturales posible, el paciente debe contribuir en su correcto mantenimiento e higiene.

Para los problemas de fijación que sufren algunos pacientes los adhesivos dentales, en su correcta aplicación, pueden mejorar la retención y estabilidad de las dentaduras y ayudar a evitar el acúmulo de comida a través de la dentadura, si bien este adhesivo debe limpiarse completamente de la prótesis y de la cavidad oral a diario.

Prótesis parcial removible

Estas prótesis se diseñan para que los pacientes puedan colocarlas y quitarlas cuando lo necesiten, especialmente para realizar una correcta higiene bucal y de la prótesis. Según el material del que estén confeccionadas, existen principalmente 3 tipos.

  • Metal-resina, conocidos como esqueléticos. Tienen la ventaja de que son más pequeños y la sujeción es mayor que las prótesis de resina. La mayor desventaja es que a este tipo de prótesis es complicado añadirle algún diente en el caso de que este se pierda.
  • Resina. Tienen como ventaja respecto a las prótesis de metal-resina que se pueden añadir dientes fácilmente además de ser más económicas. Como contrapartida son prótesis a las que cuesta más acostumbrarse.
  • Prótesis flexible. Son la opción removible más estética al evitar los ganchos metálicos. El mayor inconveniente de esta opción es que los dientes deben tener un tamaño mínimo para poder realizarse.

Corona dental

Las coronas, también conocidas como fundas dentales, son aquellas prótesis dentales fijas utilizadas para cubrir completamente un diente destruido. Estas

coronas están fabricadas de un tipo de cerámica resistente, cuyo color se puede adaptar a la tonalidad de las piezas dentales adyacentes.

El tratamiento con esta funda implica un tallado previo del diente sobre el que se coloca. En definitiva se recupera el aspecto y la forma natural del diente de modo que el paciente recupere la normalidad a la hora de masticar y hablar.

Incrustación

Son prótesis parciales fijas más respetuosas con la estructura dental remanente que la corona, lo cual mantiene la resistencia del diente. Estas restauraciones, de un tamaño mucho menor a las coronas convencionales, deben su gran resistencia a los procesos de adhesión a los que se someten para fijarse de forma fiable al diente.

Por tanto conseguimos lo mismo que con la corona, que es proteger al diente, pero de forma menos agresiva. Por este motivo, la tendencia actual es sustituir la colocación de coronas por la de incrustaciones.

Puente dental fijo

La falta de uno o más dientes provoca que con el tiempo las piezas dentales restantes se desplacen o roten causando una mordida inapropiada. Para solucionar este problema, otra de las soluciones protésicas es el puente dental fijo que se apoya sobre los dientes sanos que el paciente sigue conservando.

Es decir, el puente dental es una prótesis no removible que se sujeta a los dientes naturales adyacentes, por lo que se necesita un tallado (afilado) previo para la fijación. Durante mucho tiempo, hasta la aparición de los implantes, los puentes fijos fueron la mejor alternativa para el paciente que había perdido varias piezas dentales.

TRATAMIENTO CON PRÓTESIS DENTALES

A la hora de realizar este tipo de prótesis se realizan los siguientes pasos:

  • Primera visita. Se toman unas medidas (moldes) del maxilar tanto superior como inferior y se escoge el color de los nuevos dientes usando una guía de color.
  • Segunda visita. En esta cita se toma un registro de mordida del paciente. Se trata de relacionar los moldes superior e inferior entre sí que se han obtenido en la primera cita.
  • Tercera visita. Se realiza una prueba de dientes para comprobar la estética de los nuevos dientes y si la forma de morder es la correcta.
  • Cuarta visita. Se coloca y ajusta la prótesis. Además de explicar al paciente cómo ponerse y quitarse la prótesis, también se le entrega una hoja de instrucciones para su correcto cuidado.

¿Tienes alguna duda? La primera cita es gratuita