TE LLAMAMOS

ventajas prótesis fija

VENTAJAS DE LA PRÓTESIS FIJA SIN METAL

La falta de uno o más dientes provoca que con el tiempo las piezas dentales restantes se desplacen o roten causando una mordida inapropiada. Para solucionar este problema, una de las soluciones protésicas es el puente dental, una prótesis fija que se apoya sobre los dientes sanos que el paciente sigue conservando.

¿QUÉ HEMOS VENIDO USANDO DESDE SIEMPRE?

Un tipo de cerámica llamada feldespática que tiene poca resistencia, por lo que debe reforzarse con metal. Las coronas metalcerámica fueron las restauraciones predominantes durante las últimas 3 o 4 décadas. Estas coronas no cumplen completamente con los requerimientos estéticos debido a la estructura metálica subyacente que les resta traslucidez, además el tallado (afilado) del diente debe ser más agresivo.

¿QUÉ HA CAMBIADO?

Actualmente la resistencia de la cerámica ha mejorado mucho gracias a a la aparición de nuevos tipos de cerámica como el disilicato de litio. Este aumento de la resistencia intrínseca del material junto con las nuevas técnicas de adhesión hace que estas restauraciones sean mucho más resistentes.

¿QUÉ VENTAJAS SUPONE?

Nos permite practicar odontología mínimamente invasiva ya que el “afilado” del diente natural es mínimo. Esto es gracias al uso de cerámicas más resistentes junto con la resistencia que conseguimos gracias a las nuevas técnicas de adhesión. Anteriormente debía darse resistencia a la restauración a base de sacrificar diente sano para hacer prótesis de mayor grosor para dar cabida al metal y a la cerámica.

Evitan el oscurecimiento que produce la estructura cerámica permitiendo una mejor transmisión de la luz a través de la misma. Esto permite conseguir un aspecto natural en cuanto a translucidez, brillo y fluorescencia.

La cerámica dental es el material de restauración de mejor comportamiento estético de que disponemos en Odontología. Se considera como el material ideal por sus propiedades físicas, biológicas y ópticas que permiten mantener el color con el paso del tiempo, resistir la abrasión, además de poseer gran estabilidad en el medio oral.